Running – Corremos la 10K Meliana

A simple vista es una carrera cualquiera, una distancia normal, correr 10 km creo que es una distancia divertida para los corredores y es una distancia objetivo, una meta a batir, para cualquier persona menos entrenada.

Un día normal, mi cuñado Javier Machado, me dijo que nos había inscrito a la carrera, en un principio “fácil” para mí, pero es aquí cuando entro en situación, más que nada porque pocos días antes de esa llamada arrastraba unos dolores en el soleo de ambas piernas que me estaba impidiendo correr hasta tal punto de pararme de dolor y deshacer el camino andando. A esto hay que sumarle que mi cuñado está empezando en esto del running y sólo había corrido una vez 10km de entrenamiento, así que el objetivo no era otro que llegar a meta sanos y salvo. A veces el objetivo no es un tiempo, ni el ritmo, a veces el objetivo es llegar a la meta.

Ivan-Moreno-carrera-10K-Meliana2

Así que comenzamos la carrera después de un breve calentamiento previo y posicionándonos casi detrás del pelotón para ir cogiendo ritmo poco a poco. En los primeros kms mis piernas parecían piedras, no se movían, y a cada paso que daba el dolor era intenso, así que me propuse marcar un ritmo muy suave, intentando no forzar en la fase de empuje con los pies, ya que ahí era cuando más dolor sentía. Tras ir cogiendo ritmo poco a poco empezamos a salir del pueblo y el calor se hacía notar mas, rondaba la media hora de carrera y nos quedaba casi la mitad del circuito.

Ivan-Moreno-10K-Meliana-Grafica-Polar

La mitad del recorrido es un punto clave, es cuando tu cabeza empieza a restar kilómetros en vez de sumar, es cuando empiezas a pensar en llegar en vez de disfrutar del camino, es dónde tu mente se centra más en aquello que te está haciendo sufrir en vez de evitar ese pensamiento y fortalecerte en cada paso. No hacia más que repetir a mi cuñado que se fortaleciera, que no se dejara llevar por el cansancio, que no se arrastrase, que echara la mirada hacia arriba y que pensara que aquí ha venido a acabar y disfrutar. El dolor de mis piernas era muy intenso, e incluso en algún paso perdía un poco de fuerza y bajaba el centro de gravedad perdiendo un poco la frecuencia.

Ivan-Moreno-10k-Meliana-Mapa-Polar

Finalmente llegamos a meta, no importa la posición ni el tiempo, solo importaba que habíamos llegado, habíamos recorrido los 10km sin ninguna lesión de gravedad y aguantando todo el ritmo constante. Con poco más de un mes de entrenamiento, sin mucha continuidad y con menos de 60km a tus espaldas, he de decirte que lo has conseguido.

Ivan-Moreno-carrera-running-10K-Meliana-21M

Ahora la meta es más difícil, los objetivos serán más grandes y el entrenamiento deberá ser igual de sacrificado para poder cumplirlos. El único truco para poder conseguir una meta es sufrir, como dice mi gran amigo Santi: “tener la mayor capacidad de sufrimiento para aguantar cada vez más”.

 

1 comentario
  1. Javi
    Javi Dice:

    Gracias cuñado a ti por motivarme y apoyarme en esos momentos de flaqueza que tuve en la carrera, los últimos 4 km mi cabeza decía NO pero mis piernas decían SI, como bien me dijiste hay que tener capacidad de resistencia y sufrimiento.
    A sido una carrera dura, con viento en contra y algunos puentes en los que estuve a punto de tirar la toalla pero gracias a ti aguante y conseguí llegar a meta, que ese era mi objetivo.
    La próxima mas y mejor y con objetivos nuevos.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *